Presentación

NO-Medikuntza Intensiboa

Presentación

Se define la Medicina Intensiva como aquella parte de la medicina que se ocupa de los pacientes con alteraciones fisiopatológicas que hayan alcanzado un nivel de severidad tal que representen una amenaza actual o potencial para su vida y al mismo tiempo, sean susceptibles de recuperación.

Las unidades de cuidados Intensivos (UCI), de medicina intensiva (UVI) o de vigilancia intensiva (UVI) son los lugares fundamentales en donde se realiza la labor asistencial de la especialidad. Se trata de servicios centrales de carácter polivalente, que funcionan en íntima conexión con los demás servicios hospitalarios y del área de salud y atienden tanto a pacientes médicos como quirúrgicos, con el denominadora común de su carácter crítica y potencialmente recuperable.

El Servicio de Medicina Intensiva del Complejo Hospitalario de Navarra nace en 1973 en el antiguo Hospital Virgen del Camino (actualmente, la Unidad B de Intensivos) y en 1978 en el antiguo Hospital de Navarra (la actual Unidad A), como servicio independiente para cubrir las necesidades de los pacientes críticos ingresados en el hospital. A lo largo de la historia el servicio ha sufrido diferentes modificaciones, aumentando la cartera de servicios e incorporando nuevas técnicas que han permitido desarrollar una medicina intensiva del más alto nivel, capaz de dar respuesta a la demanda también cambiante de la patología crítica del área de salud de la provincia de Navarra.

Actualmente dispone de 20 camas en la Unidad A, ampliables a 24 camas; y 10 camas en la Unidad B. Ambas Unidades cuentan con un sistema de información común que recoge toda la información clínica, de monitorización y de laboratorio de cada uno de los pacientes.

El Servicio está dedicado a la atención de pacientes críticos en toda su patología, incluyendo, por ejemplo, una sala con protección radiológica para la realización de técnicas que requieran escopia,  o la implantación de marcapasos temporales o la colocación de sondas nasoyeyunales. La unidad, que se considera polivalente, atiende a pacientes con patología médica aguda, así como pacientes que requieran una intervención quirúrgica urgente y/o presenten postoperatorios complicados. Incluye la participación en el protocolo de donación en muerte encefálica y donación en asistolia y Maastrich III.