Presentación

NO-Geriatria

Presentación

¿QUÉ ES LA GERIATRIA?

Según la Comisión Nacional de la Especialidad, la geriatría se define como la “rama de la medicina dedicada a los aspectos preventivos, clínicos, terapéuticos y sociales de las enfermedades en los ancianos”. Es necesaria una formación médica especializada en el anciano, ya que tiene unas altas tasas de mortalidad, unos patrones de presentación atípicos de las enfermedades, mayor lentitud de respuesta a los tratamientos y una necesidad de soporte social.

La medicina geriátrica está basada en el conocimiento de los cambios en los órganos y sistemas con el envejecimiento, en las diferencias de presentación de las enfermedades en el paciente anciano y en la distinta respuesta a tratamientos médicos y quirúrgicos. Conocer las correctas indicaciones quirúrgicas y de rehabilitación. Saber tratar varias enfermedades coincidentes y la diferencia a la hora de tratar un anciano en fase aguda o críticos, en fase de convalecencia o en fase crónica.

 

¿QUÉ FINES PERSIGUE LA GERIATRÍA?

- Desarrollar un sistema asistencial que atienda los problemas de los ancianos que de forma aguda o subaguda presentan pérdida de su independencia física o social.

- Organizar una asistencia prolongada para aquellos ancianos que lo precisen.

- Movilización de los recursos para integrar a la comunidad y a sus actividades, al mayor número de ancianos posibles.

- Investigación, docencia y formación continuada de sus propios especialistas y del personal relacionado con dicha especialidad.
 
¿QUÉ PACIENTES SE BENEFICIAN DE LA GERIATRÍA?

- Persona con edad igual o superior a 75 años.

- Pacientes con una enfermedad aguda o agudización de enfermedad crónica y afectación pluripatológica y funcional.

- Pacientes con afectación severa del estado general en los que inicialmente sea difícil precisar orientación causal.

- Pacientes cuya enfermedad se sospecha va a conducir a incapacidad e invalidez y dependencia.

- Pacientes con afectación orgánica que condiciona deterioro de función cognitiva o incremento de deterioro previo (demencias, síndromes confusionales agudos…)
 

DATOS GEOGRAFICOS Y DEMOGRAFICOS

Según los datos provisionales de la Estadística del Padrón Continuo, la población residente en la Comunidad Foral, a 1 de enero de 2019, es de 653.846 habitantes. Esta cifra supone un aumento del 0,97%, 6.292 personas más, respecto a los datos de 1 de enero de 2018, que ya son definitivos. Es el cuarto año consecutivo que aumenta el número de la población empadronada en Navarra.

Por edad, la edad media de la población navarra es de 43,2 años siendo la de los hombres 42,1 años y 44,3 la de las mujeres.

Por edades, el 15,5% de la población tiene menos de 15 años, el 36,4% tiene entre 15 y 44 años, el 28,5% entre 45 y 64 años y el 19,6% es mayor de 65 años. Si además de la edad se tiene en cuenta el sexo, se observa que el porcentaje de mujeres es ligeramente inferior al de hombres hasta los 64 años, edad a partir de la cual esta diferencia se invierte, aumentando progresivamente.

Es llamativo, como en todos los países desarrollados, y debido al aumento de la esperanza media de vida y a la disminución de la natalidad, el cambio en la pirámide poblacional

Todos estos cambios demográficos van a condicionar muchos aspectos la organización sanitaria ya que en unos pocos años hemos visto como la población navarra ha aumentado notablemente y se ha envejecido.

Es evidente que el envejecimiento poblacional va a marcar de forma muy importante el desarrollo del ámbito socio-sanitario, y el papel del Servicio de Geriatría será muy importante para colaborar en la mejor atención a un sector tan vulnerable como el de nuestros mayores. Tradicionalmente hemos presenciado una época en la que los ancianos eran excluidos, en base únicamente a su edad cronológica, de los posibles beneficios de determinadas técnicas diagnóstico-terapéuticas. Actualmente ese abordaje obsoleto ha quedado atrás y debemos afrontar aspectos incluso antagónicos como son la iatrogenia farmacológica por polifarmacia e inadecuación del uso de fármacos, el sobrediagnóstico y el uso inapropiado de técnicas diagnósticas o procedimientos terapéuticos de dudoso valor añadido.

En esto sentido, el Complejo Hospitalario de Navarra y su Servicio de Geriatría intentan abordar estos retos de una manera eficiente, integral y centrando a nuestros pacientes en el centro del sistema socio-sanitario.

PEQUEÑA RESEÑA HISTORICA

El Hospital de Navarra puede considerarse pionero junto con el Hospital Central de la Cruz Roja de Madrid en la creación de Unidades hospitalarias de atención geriátrica en el estado español. En el transcurso del año 1972 se crea, en el entonces denominado Hospital Provincial de Navarra, el Servicio de Geriatría, siendo nombrado Jefe del Servicio el Dr. D. Tomás Belzunegui Sarasa.

Desde dicho año, hasta 2015, se producen múltiples cambios de ubicación del servicio y un progresivo crecimiento del mismo.

En Mayo del 2014 se produce el nombramiento del actual Jefe de Servicio, el Dr Martínez Velilla y pese a las dificultades iniciales se consigue progresivamente desde el año 2015 la incorporación definitiva del Servicio de Geriatría al Complejo Hospitalario de Navarra, quedando el Servicio con una asignación de 35 camas hospitalarias, y asumiendo la realización de consultas externas, interconsultas, ortogeriatría y de forma progresiva se ha ido incluyendo la realización de interconsultas no presenciales y el apoyo al medio residencial concretado en la Residencia del Vergel. También se inician en dicho año los trámites para solicitar la formación vía MIR /EIR de especialistas en geriatría que culminaron en mayo del año 2017 con la incorporación de dichos especialistas a nuestro servicio. Esto marca un hito muy importante en nuestro servicio, pues cierra el ciclo que se inició cuando el servicio fue pionero en dicha formación, la cual fue posteriormente retirada teóricamente por carencias de las infraestructuras necesarias. Detrás de este logro subyace un tremendo esfuerzo reorganizativo y burocrático para convertir el Servicio en Unidad Multidisciplinar (englobando de forma conjunta la formación de médicos y enfermeras). De nuevo el Servicio de Geriatría vuelve a ser pionero en estos aspectos, pues solo Salud Mental y Matronas habían abordado dicho proceso previamente en el Complejo Hospitalario de Navarra.